Carta a Papá:


Abrí los ojos y te vi,
en medio de varias enfermeras que me limpiaban y revisaban.
Reconocí tu voz, la misma que escuché durante 9 meses, la que me hablaba me cantaba y me bendecía.

Vi lágrimas en tus ojos que caían sobre una sonrisa de oreja a oreja, me diste calma.
Tu alma quería brincar en aquella habitación, estabas tan extasiado que contagiaste a todos los de bata. ¿Estabas viendo un milagro? tan pequeño pero tan sagrado, pensaste.
Te reconocí papá, eras tú, quien alimentaba y cuidaba a mamá para que yo creciera sano y fuerte.

Que frío se siente afuera, no vi a mamá aún pero verte a ti me hizo saber que todo estará bien, la certeza de que me proteges y me cuidas. 
Abrí los ojos, te vi y supe que Diosito se pasó contigo, eres calma. 


Abro los ojos y te veo todos los días, me duermo en tu regazo, eres el dueño de mis sonrisas, me quedo en paz en tus brazos, 
me gusta cuando bailamos y escuchamos nuestra música favorita, me encanta ir contigo a la ventana y juntos recibir el sol. 
Abrí los ojos y te vi y desde ese día sé que soy tu verdadero amor. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog

Sin Miedo a Triunfar

Recomendados